EL CAMINO

El camino para un jugador de fútbol profesional es difícil, son años de dedicación y entrenamiento e incluso así las probabilidades de convertirse en profesional son bajas y el riesgo de lesiones es alto.

 

Un jugador debe abandonar su hogar y su familia por las oportunidades que se le presentan para mejorar y desarrollarse. Un jugador necesita convivir con entrenadores y equipos, adaptarse a su entorno y viajar constantemente mientras mantiene su condicion física. 

 

Tengo la suerte de haber podido jugar profesionalmente durante 17 años en 7 países, en 4 continentes y jugar para mi querido equipo nacional por mas de 13 años.

 

He vivido momentos increíbles de triunfo y también momentos de desepción, pero esa es la vida de un futbolista profesional. Rara vez es una trayectoria ascendente en una sola dirección. Es una montaña rusa de altibajos de felicidad y tristeza, de amor y frustración, sudor y lágrimas.

 

Hay tantas variable incontrolables, sin embargo, hay un estabilizador, ese eres tú. Soló tú puedes permanecer tranquilo, dedicado, concentrado en la tormenta y así poder seguir amando el deporte que practicas. Tus relaciones con las personas serán y siguirán siendo de vital importancia para lograr tus objetivos.

 

Todos los días debes trabajar duro y estar agradecido de las circunstancias que aparecen en tu camino para poder seguir avanzando,

 

Mis experiencias y el camino que he recorrido me han hecho sentir que tengo la responsabilidad social de transmitir lo que he aprendido como jugadora profesional; Sobre cómo entrenar, preparar y mantener mi condición fisica para avanzar en mi carrera. Aunque todavía me queda mucho que aprender. Siempre trato de entrenar al mas alto nivel y estar lista para dar lo mejor de mi, dentro y fuera del campo.

 Coté Rojas

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram

©2020 by mariajoserojas.com Proudly created by Koala Media Agency